Quizá siempre tendría que haber sido así, pero hoy más que nunca sin duda alguna e
l valor de una empresa se corresponde con el valor de esta como equipo. Y resulta que la ecuación del Valor del Equipo es bien sencilla; se corresponde con la suma de los valores individuales de las personas que lo forman, elevado a “n”; siendo “n” un número resultante a razón de la sinergia que estas son capaces de crear cuando hacen de ellas un auténtico equipo.

Así pues, partiendo de la siguiente premisa:

Competencia Personal = Talento individual puesto en valor al servicio de una organización

Podríamos decir que: VE=(VI1+VI2+VI3+…)n , siendo VE el Valor del Equipo que se correspondería con la Competencia Organizacional; VI el Valor Individual (Competencia Personal), y “n”, la sinergia creada a través de la interacción entre los diversos miembros del equipo.

Pero en esta ecuación, “n” no es una incógnita a calcular pues su valor queda determinado automáticamente a partir de los valores individuales (VI1, VI2, VI3…), es decir de la Competencia Personal de las personas que forman el equipo, o lo que es lo mismo, de su talento individual puesto en valor al servicio del mismo. Así, cuando estos valores individuales o competencias personales aumentan, inevitablemente “n” ajusta de nuevo su valor, aumentándolo de manera exponencial.

Por todo ello podemos concluir que el valor de una empresa se corresponde con el valor de esta como equipo, y que la clave por tanto está en aumentar la competencia personal de cada uno de sus miembros en el seno de la organización.

Suelo decir que el Valor del Equipo es un valor que aún no hemos descubierto en toda su dimensión por cuanto aún no nos hemos descubierto a nosotros mismos como personas. Y es que relación a nuestro autodescubrimiento aún estamos en pañales. Somos capaces de hacer mucho más de lo que siquiera llegamos a imaginar. Se calcula que sólo ponemos un 20% de nuestro talento en valor. Si pudieramos compartir pues esta premisa y quizá algún pensamiento más, apreciaremos rápidamente que la clave para que un grupo de personas o una organización se convierta en un auténtico equipo de alta competencia, pasa por desarrollar una visión, una cultura y una metodología organizacional que facilite a todos y cada uno de los miembros del equipo su propio autodescubrimiento.

Ello significa que la organización debería volcarse en facilitar a cada uno de sus profesionales la toma de contacto con su propia esencia, para llegar a descubrir sus talentos, y cómo y con qué sentido los va a poner en valor en su vida, y cómo la organización puede ayudarle a hacerlo en virtud de la meta común. En la medida en que los miembros del equipo advierten que la organización se ha convertido para ellos en un auténtico espacio de crecimiento personal y profesional, su compromiso crece con ellos.

Pero para que todo ello sea posible, el papel de los líderes no es que resulte relevante, sino más allá de ello, absolutamente imprescindible. En este sentido son estos quienes deben trabajar en su día a día su propio autodecubrimiento, porque este el único modo de empezar a cumplir con mayor eficacia su propia responsabilidad como líderes. Desde su compromiso personal, deberán comprometerse con los demás, con sus organizaciones y también con la sociedad en general.

Afortunadamente hoy en día hemos desarrollado modelos y metodologías que nos permiten convertir ese talento individual en alta competencia individual, haciendo que la ecuación del valor del equipo pueda elevarse a su máxima dimensión. Algunos de estos modelos (GE – Gran Equipo®; MIGDCE – Modelo Integral de Gestión y Desarrollo por Competencias Estratégicas® y el DN7 – Desarrollo de Equipos por 7 niveles®), los comparto perfectamente explicados en mi libro El Gran Equipo recientemente publicado por LID Editorial Empresarial, a través de una auténtica historia de liderazgo, talento y superación personal, que si usted quiere, estoy seguro podría ser la suya propia.

Un libro que ya se ha convertido en una referencia para las áreas de RRHH, Estrategia y Dirección General y sin duda para cualquier persona que desee potenciar su liderazgo, habiendo sido incluido recientemente en el TOP 5 de los libros de trabajo en equipo por el prestigioso portal Libros de Management, entre miles de obras de ámbito internacional.

Una obra que tendré el placer de presentar en exclusiva para toda América Latina el próximo 7 de julio en el Congreso Internacional y mayor feria del mundo Expoelearning que se celebra este año conjuntamente con ExpoDP en Bogotá (Colombia). Le animo pues a leer mi libro y a hacer de su empresa y de su vida un auténtico espacio de crecimiento personal y profesional. Y si asiste al Congreso o a la feria, por favor, no dude en compartir conmigo sus ideas, seguro que hay mucho que podemos hacer juntos.

7 Comentarios

  1. Distinguido amigo Ignacio Bernabè: Ha sido para este umilde servidor, la oportunidad màs grande de conocer sobre esta gran obra que ilustra el nuevo rol de los lìderes empresariales y su rol dentro de las mismas y hacernos ver que lo màs importante es el ser humano. Voy hacer todo lo posible para estar en esta gran convenciòn y sobre todo, tener la oportunidad de estrechar su mano y escuchar su mensaje de inauguraciòn. Con sentimientos de alta consideración, Atentamente, Ing. Com. Mario F. Ramos Villacìs.- Ecuador.

    • Estimado Mario. Te agradezco enormemente tus palabras, y si finalmente acudes al evento de Colombia, no dudes que podremos conocernos personalmente en el Stand de la feria tras mi conferencia inaugural o en la presentación de El Gran Equipo. Un fuerte abrazo, te deseo lo mejor.

  2. Hola. Muy buen articulo. La ecuacion VE=(VI1+VI2+VI3+…)n que propone es realmente una buena sintesis de lo que es el trabajo en equipo. Sin embargo, quiero formularle una pregunta… es de verdad su libro creible?

    Siempre se ha criticado a esos escritores que escriben libros de autoayuda que dicen «Como hacerse millonario» cuando el escritor no es millonario ni mucho menos. Del mismo modo, usted escribe sobre trabajo en equipo y publica sus reflexiones en un blog hecho con wordpress por usted mismo, sin la ayuda de ningun experto en wordpress, porque no se ha molestado ni en cambiar la cabecera que sale por defecto cuando alguien crea un blog en wordpress. Para mi eso evidencia que usted no sabe trabajar en equipo.

    Siento haber sido asi de arisco pero en mi modesta opinion esta es la imagen que usted proyecta.

    • Estimado Fernando. Gracias por tus palabras. En realidad no he cambiado el formato porque no lo he considerado algo relevante a pesar de tener a mi alrededor un gran equipo de comunicación y marketing. Creo que lo más importante de mi blog no es la cuestión técnica o de diseño en la que se afanan otros muchos autores, sino la calidad del contenido, lo que hace por otra parte que este blog esté en ese aspecto entre los mejores blogs por el observatorio de la blogosfera y otros. En cualquier caso no descarto la idea de personalizarlo atendiendo a su sugerencia. Por otra parte me produce tristeza que alguien que no me conoce para nada a nivel personal, ni tampoco mi trayectoria profesional y además por lo que veo ni siquiera se ha leído mi libro, pueda concluir por este detalle tan nímio en lo que usted afirma ser una evidencia. En cualquier caso le invito a leer El Gran Equipo y a sacar sus propias conclusiones desde el conocimiento. No ha resultado usted arisco, simplemente expresa su opinión que yo no puedo por más que respetar. Gracias y le deseo lo mejor.

  3. En repetidas ocasiones he oido decir a miembros de la Alta Direccion de alguna empresa donde he trabajado, que el mayor activo que tenian eran las personas, cosa que yo comprobaba que no se correspondia con la practica del dia a dia. Ante esta situacion, yo me preguntaba que podia hacer desde mi puesto directivo, para hacer entender a mis superiores que en la empresa y en la vida, hay que ser coherente con lo que se dice y lo que luego se vive. En definitiva hay que vivir de acuerdo a una unidad de vida. Yo por lo menos es algo por lo que he luchado y sigo haciendolo en la actualidad, en las circunstancias de busqueda de empleo en las que me encuentro, hecho que solo a primera vista, pudiera parecer que no fueran compatibles ambas cosas. Pienso que en estos momentos de crisis es cuando hay que vivir de acuerdo a unos Valores solidos y mirar hacia adelante buscando tiempos mejores.

    Begoña San Martin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario