Tal y como entiendo y practico el Management, este debe ser capaz de gestionar eficazmente 3 factores perfectamente interrelacionados: entorno, personas y organizaciones.

Y en aras de entender, explicar y mejorar en lo posible la compleja relación existente entre estos 3 factores, llevo más de 20 años estudiando, analizando y promoviendo una necesaria transición desde el Capitalismo hacia lo que yo llamo Capital-Humanismo. Una doctrina desde la que propugno la necesidad de alcanzar un equilibrio entre el legítimo y necesario beneficio económico de las empresas y el no menos legítimo y necesario bienestar social. El beneficio económico llegará como consecuencia de haber sido capaces de establecer nuevos modos de alcanzar mejores resultados para todos.

Y desde esta idea proyecto mi pensamiento, desarrollo disciplinas, creo modelos y herramientas y ayudo a personas y a organizaciones a transformarse y crecer, con el convencimiento de la referencia más eficaz es la que se sostiene sobre lo mejor de las empresas -su capacidad para organizar, motivar y orientar hacia la consecución de objetivos comunes- y sobre lo mejor de las personas –su talento.

Y desde este sentido impulso el Growth Management, un modelo de dirección y desarrollo de empresas, que surgió de la necesidad de poner en valor los principios y fundamentos del Capital-humanismo.

El Growth Management, un modelo humanista que aporta a la dirección y administración de empresas soluciones de corte empírico y científico.

Un paradigma orientado a la gestión del crecimiento, que estudia, investiga, desarrolla y aplica metodologías, herramientas y técnicas que perfectamente combinadas entre sí, son capaces de transformar el máximo talento individual de una organización o equipo, en alta competencia colectiva.

Un modelo que desde un claro enfoque antropocentrista –el ser humano debe ser el centro de todas nuestras atenciones- se apoya en el saber universal de ciencias tan diversas como la economía, la antropología, la psicología, la sociología, la psicobiología o la psicomotricidad y en el conocimiento más reciente aportado por disciplinas emergentes en el Management como la Psicobiología Organizacional y la Psicomotricidad organizacional, para ofrecer soluciones de corte empírico y científico.

El Growth Management, una caja de utensilios y una guía de buenas prácticas, que se extiende con éxito desde Europa hacia Latinoamérica y EEUU, y que está siendo capaz de transformar a las organizaciones y empresas en auténticos equipos de personas comprometidas, competentes y felices, tal y como ejemplifiqué en mi obra “El Gran Equipo”, LID Editorial, 2011.

El Growth Management aporta modelos, herramientas y técnicas orientadas al cambio en lo personal, como base para el crecimiento empresarial.

En definitiva, una referencia para la dirección general y la dirección de RRHH, que trasciende su propia misión empresarial, para aportar valor a la sociedad, pues se centra en el cambio en lo personal, como base para la transformación y el crecimiento empresarial, económico, político y social.

Su mantra lo define: “Personas que cambian, organizaciones que crecen”

Cambiar y crecer como personas, para crecer como profesionales, como empresas, como instituciones y como sociedad en general. “Creer para crear y para crecer”, en definitiva: creer mucho más en el ser humano, para ser capaces de crear y de crecer en este nuevo entorno en el que nos encontramos, porque sin firme creencia en las personas, ni hay crecimiento posible, ni creación que se soporte con firmeza. Ya lo hemos visto, la crisis nos lo ha mostrado, y a partir de ahora va a ser más verdad que nunca.

Un buen mensaje a interiorizar en este sentido sería: “Creer para ver, en lugar de ver para creer”. Una postura reactiva, esta última, que implícitamente presenta pasividad y resistencia al cambio -justo lo que menos necesitamos- frente a una actitud inteligentemente proactiva que nos motiva a la acción para la transformación y el crecimiento colectivo.

 

Si usted lidera equipos o dirige una organización –multinacional, gran empresa o PYME- que desee desarrollarse desde un claro enfoque humanista, podría ver en el Growth Management el modelo a seguir. Miles de directivos en todo el mundo, ya lo están haciendo.

Articulo publicado en LID Editorial

Programas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario